04 setiembre, 2005

Novissima Verba: cuatro años de poesía.



El Festival de Poesía Novíssima Verba se creó en 2002 dentro de las aulas de la Pontificia Universidad Católica del Perú; cuenta hasta el momento con dos ediciones a nivel de Lima y una a nivel nacional. Su origen está vinculado a lo que se ha llamado “Generación del 2000” de la poesía peruana; es decir, a la producción poética elaborada por jóvenes provenientes básicamente del ámbito universitario, de carácter grupal y dada a conocer a partir de ese año. Sin embargo, este hecho tuvo su punto inicial realmente en el año 2002 con la aparición sorpresiva de grupos de jóvenes poetas que sin contar con la experiencia o los medios necesarios empezaron a llevar su labor creativa conjuntamente con la edición y la gestión cultural, con el fin de crear los espacios adecuados para la producción y difusión de sus trabajos. Así, súbitamente Lima se vio invadida por recitales y actividades culturales en torno a la poesía, básicamente
hecha por jóvenes.







Es en este contexto en que aparece el Festival Novíssima Verba, con el fin de reunir todo lo que hasta ese momento se encontraba disperso; es decir, dar un rostro que refleje el panorama de la época. Así, el 26 de abril de 2002 en el Auditorio de Humanidades de la Universidad Católica se llevó a cabo el Primer Festival de Poesía Joven Novíssima Verba, al cual acudieron más de 300 personas durante sus cuatro horas de duración, para escuchar las lecturas tanto de jóvenes poetas como de los ya conocidos en nuestro medio, Luis Fernando Chueca, Rossella Di Paolo y José Watanabe, que cerraron la noche. Los poemas leídos ese día se recopilaron en una plaqueta titulada de igual forma. Para el siguiente año se repitió la fórmula: sólo un día de lecturas, en su mayoría hechas por jóvenes poetas; para cerrar finalmente con Enrique Verástegui y Abelardo Sánchez León. Los dos primeros festivales se limitaron a la presencia de poetas de la capital.





Para el tercer año, con la experiencia alcanzada, se planeó lo que sería el Primer Festival Nacional de Poesía Joven Novísima Verba III. Para ello, cambiaron tanto los días de lectura como los escenarios. Así, ya no fue solo un día, sino dos; y el Auditorio de Humanidades de la Universidad Católica tuvo que compartir su exclusividad con el Centro Cultural Antares. Para este festival contamos con la presencia de poetas provenientes de Cusco, Puno, Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Cajamarca, Chincha e Ica. Este hecho significó para nosotros haber logrado lo que muy pocas veces se lleva a cavo en Lima: mirar hacia adentro; ver lo que en ese momento se estaba produciendo en aquellos lugares a los que casi nunca se toma en cuenta. Ese año cerraron la noche Eduardo Chirinos, Marco Martos y Rodolfo Hinostroza.
De esta forma, con el mismo espíritu de los festivales anteriores, y con las ganas de ofrecer a nuestro país un espacio que sirva, no solo para la comunicación entre los escritores y el público, sino también una voz que contribuya a sensibilizar a una sociedad como la nuestra, deficiente en valores humanos, queremos abrir este año las fronteras territoriales y lingüísticas. Es decir, presentamos un Festival Internacional de Poesía Joven en Lima. Abrimos las puertas y dejamos que confluyan las voces, las lenguas y las perspectivas propias de cada una de las culturas de los poetas invitados; para que así dialoguen entre ellos y con el público.
De esta forma, el comité organizador espera que estos fines sean alcanzados para poder brindarle al público de Lima y Cusco un festival de considerable magnitud. Las fechas y las sedes serán del 26 al 28 de septiembre en Lima y el 30 de septiembre y 1 de octubre de 2005 en Cusco.